Autocontrol de la glucosa en la sangre:  Diabetes mellitus, tipos 1 y 2

¿Qué es la diabetes mellitus (DM)?

La DM es una condición que se caracteriza por niveles anormalmente altos de glucosa (un tipo de azúcar) en la sangre.  Los niveles "normales" de glucosa en la sangre (GS) de las personas que no tienen DM se encuentran entre aproximadamente 71 y 99 mg/dL.  Cualquier nivel de GS mayor a éstos es indicación de hiperglucemia, que es un exceso anormal de GS.

El cuerpo produce la glucosa de los alimentos que uno come.  La ingesta de carbohidratos (CHO) resulta en la producción de más GS que la ingesta de proteínas y grasas.  Los CHO incluyen las harinas, las frutas, los azúcares.  La insulina, que es una hormona producida por las células Beta del páncreas (un órgano ubicado en el abdomen), toma la GS y la transporta al interior de las células del cuerpo, donde se utiliza para la producción de energía (levantar el brazo, latir el corazón, reparar los músculos o sanar una herida, por algunos ejemplos).  Sin la presencia de suficiente insulina, la GS no puede entrar en las células y se acumula en el flujo sanguíneo.  El ser humano, al igual que los perros, los gatos, los caballos, los peces, no puede sobrevivir mucho tiempo sin la presencia de insulina.

Hay tres tipos comunes de DM:

  • DM, tipo 1 (DM1):  La DM1 ocurre cuando el páncreas deja de producir insulina.  Generalmente, este tipo de DM se presenta en niños y adolescentes.  Las personas que tienen DM1 necesitan tomar insulina para sobrevivir.  Actualmente, la única manera de tomar insulina es por inyección.
  • DM, tipo 2 (DM2):  La DM2 es la forma más común de DM.  Ocurre cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o se torna resistente a los efectos de la insulina.  Generalmente, se ve en adultos y personas ancianas y/u obesas.  El tratamiento incluye cambios en la alimentación, el hacer actividad física (ejercicio), medicamentos antihiperglucemiantes orales o insulina.
  • DM gestacional (DMg):  La DMg es un tipo de DM que ocurre solamente en mujeres durante el embarazo.  Generalmente desaparece en cuanto nace el bebé.  El tratamiento incluye cambios en la alimentación, el hacer actividad física (ejercicio), y la aplicación de insulina o algunos medicamentos antidiabéticos orales.
¿Por qué es esencial controlar los niveles de glucosa en sangre (GS)?

El control del azúcar en la sangre es la clave para evitar que se presenten problemas serios debidos a que los niveles de GS se eleven anormalmente (hiperglucemia) o bajen demasiado (hipoglucemia, es decir, insuficiente glucosa en la sangre).  Ambas condiciones pueden ser serias si no se tratan inmediatamente.  Los problemas a largo plazo relacionados al descontrol de la GS se llaman complicaciones diabéticas y pueden incluir las enfermedades cardiacas, los derrames cerebrales, las enfermedades renales, la retinopatía, la ceguera y los daños neurológicos.

Durante el embarazo, el control de la GS no sólo es importante para la salud de la mamá sino también para la de su bebé.

¿Cómo se monitorean los niveles de GS?

La persona que tiene DM puede probarse la GS con un pequeño medidior casero de GS.  En éste, se coloca una tira reactiva impregnada de una sustancia química, sobre la cual se coloca una gota de sangre, generalmente obtenida de un pinchazo en el dedo o el antebrazo.  En pocos segundos, el medidor muestra el nivel de GS, indicando cuántos miligramos (mg) de glucosa se encuentran en cada decilitro (dL) de sangre.  El resultado indica cuántos mg/dL de GS se encuentran en la muestra aplicada a la tira.

Los distintos medidores caseros de GS tienen diferentes tecnologías para medir la cantidad de GS.  Para seleccionar un medidor, las siguientes características deben considerarse:

  • El tamaño del medidor
  • El tamaño de las letras que indican la cantidad de GS presente (mientras más grandes, más fáciles de leer)
  • El tiempo que tarda en mostrar el resultado (el mejor medidor requiere de sólo 5 segundos para indicar el resultado)
  • La facilidad con que se lee el resultado (la presencia de iluminación integral permite la lectura aun en la obscuridad de la noche)
  • El poder guardar los resultados en la memoria del medidor
  • La capacidad de la memoria integral (mientras más grande mejor, para que se aprecien patrones de control glucémico a largo plazo)
  • El costo del medidor
  • El costo de las tiras reactivas
  • La facilidad de adquirir las tiras reactivas (vale la pena verificar que una farmacia o tienda de autoservicio cercana siempre las tenga en existencia)
¿Con qué frecuencia debe la persona que tiene DM probarse los niveles de glucosa en sangre?

La DM es una condición compleja que se manifiesta diferentemente de persona en persona.  Es esecial que la persona que tiene DM haga la prueba de los niveles de GS repetida y rutinariamente y que se familiarice con el promedio de sus valores de GS en las diferentes horas del día.  Por ejemplo, los valores promedio antes y 80 minutos después de las comidas (desayuno, comida, cena) permiten identificar momentos del día en que el control glucémico debe mejorarse.

Las personas que tienen DM1 deben hacerse la prueba 6 ó más veces cada día.

Las mujeres embarazadas que estén tomando insulina para la DMg deben hacerse la prueba de GS por lo menos 6-7 veces al día.

Las personas que estén siendo tratadas solamente con insulina basal (la glargina/Lantus, por ejemplo) deben hacerse la prueba 2 ó más veces al día.

La frecuencia de las pruebas en las personas que tienen DM2 varía de persona en persona.  Deben probarse con la frecuencia que sea necesaria para lograr las metas glucémicas negociadas en consulta con su médico y Educador en Diabetes Certificado.

Niveles recomendados para el control adecuado de la glucosa en sangre

Antes de las comidas:  71 - 99 mg/dL
75 - 120 minutos después de las comidas:  menos de 100 mg/dL
Después de 4 horas o más de ayunas:  menos de 100 mg/dL
Para las personas muy delgadas y ancianas, los niveles recomendados tienen que individualizarse y puede ser diferentes a los presentados aquí.

¿Cuándo debe la persona que tiene DM hablar con el médico y el Educador en Diabetes Certificado?

  • Cuando la GS sea menos de 45 mg/dL en una sola ocasión
  • Cuando la GS frecuentemente se encuentre en menos de 71 mg/dL
  • Cuando la GS sea más de 150 mg/dL durante más de 1 día
  • Cuando dos medidas consecutivas de la GS se encuentren en más de 180 - 200 mg/dL
¿Por qué es importante el autocontrol de los niveles de GS?

Para mantener los niveles de GS bajo control (es decir, dentro de sus niveles normales), la persona que tiene DM tiene que tomar un papel activo en su cuidado médico.  Es necesario que se monitoréen los niveles de GS frecuentemente y que se familiarice con el comportamiento glucémico de su cuerpo en los diferentes horarios del día.  Debe de anotar las medidas (o revisar las medidas contenidas en la memoria del medidor casero de GS) y resaltar las que sean diferentes o fuera de lo normal.  Cuando se presente una medida fuera de lo común, debería anotar las actividades o los alimentos que pueden haber afectado su nivel de GS.  El tipo de ejercicio, el hecho de estar enfermo o de tener alguna infección o la omisión del medicamento o de la insulina son factores que afectarán el valor de la GS.

Es importante que comunique esta información a su equipo de profesionales de la salud (médico, Educador en Diabetes Certificado, nutriólogo) para que ellos puedan evaluar el plan de tratamiento de la DM y hacer las modificaciones que faciliten el control de la GS.

Referencias y recursos adicionales




 
 

Página principal
|
Main page
Al inicio de esta página
|
To top of this page

 
 
 
Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño y contenido de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que es gratuita y que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones del médico.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de su medicamento actual deberá consultarse con el médico.  Los sitios continents.com y ventajas.com no se hacen responsables del uso de la información contenida.  © 2009 - 2012  Dr. Stan De Loach
 
 
iii 2009
vii 2012