¿Cuál es la función de la glucosa (azúcar) en el cuerpo humano?


Cada día más, la diabetes en México representa un problema serio de saludo pública.  La diabetes mellitus (DM) es una condición que requiere de tratamiento y autotratamiento.  Para comprender la y su tratamamiento y autotratamiento, es esencial entender el rol de la glucosa en el funcionamiento del cuerpo humano.  La glucosa es la principal fuente de energía para el cuerpo, mientras que la grasa es otra fuente importante de energía, sobre todo en ayunas.  Normalmente la cantidad de glucosa en la sangre se mantiene estable (entre aproximadamente 71 y 99 mg/dL).  Las variaciones de este rango normal el cuerpo las considera peligrosas porque causan disfunción de múltiples sistemas fisiológicos.
 

El regulador principal de la cantidad de glucosa en la sangre es la insulina, una hormona producida en el páncreas y que se libera o se segrega automáticamente en cantidades exactas para mantener la cantidad de glucosa en sangre establemente en el rango normal (entre aproximadamente 71 y 99 mg/dL).  Si la persona tiene DM, sin embargo, tanto la liberación de insulina como el control estricto de los niveles de glucosa en sangre no proceden con normalidad.
 

En la persona que no tiene DM, a mayor nivel de glucosa, más liberación y producción de insulina.  La insulina disminuye los niveles de la glucosa en la sangre por facilitar su ingreso a los tejidos y su posterior consumo para energía, para el funcionamiento, el crecimiento y la reparación de las células del cuerpo.  Cantidades excesivas de glucosa, no requeridas en el momento, se almacenan en la forma de glucógeno (máximo de aproximadamente 400 g en todo el cuerpo) o de grasas (triglicéridos).  La cantidad de glucosa excesiva (relativo a las necesidades mínimas de glucosa que tiene el cuerpo)  es almacenada en el tejido graso y es casi sin límite (este proceso de almacenaje casi ilimitado de glucosa en la forma de triglicéridos produce el sobrepeso y la obesidad).
 

El tratamiento y autotratamiento de la DM consisten en proveer un control adecuado del nivel de glucosa en la sangre.  Es así por dos razones: (a) la glucosa en exceso es tóxica, causando que el cuerpo humano no pueda sobrevivir sin la presencia de la insulina que regula los niveles de glucosa excesivos, y (b) se ha comprobado que a más normal el control de la glucosa sanguínea, menos riesgo de desarrollar las complicaciones serias agudas y crónicas de la hiperglucemia crónica.  Estas complicaciones se llaman "diabéticas," aunque su origen es más precisamente en la presencia crónica de la hiperglucemia diabética.
 

En el 1993, se publicó el estudio científico llamado el Diabetes Control and Complications Trial (DCCT).  En este estudio, por la primera vez, quedó confirmado y claro que el óptimo control (niveles de glucosa sanguínea menores de 155 mg/dL) de la glucemia logra prevenir y/o retardar la aparición de las complicaciones crónicas tardías de la DM (retinopatía, nefropatía, neuropatía, cardiopatía).  El DCCT, que duró 10 años, examinó los efectos del óptimo control (que no es igual a un control normal de 71 - 99 mg/dL) de los niveles de glucosa en la sangre de personas que viven con DM, tipo 1 (DM1).  Más de 1440 personas que tenían la DM1 y que usaban la insulina en su autotratamiento de la condición participaron en este estudio.
 
 

 

59 mitos de la diabetes mellitus (DM)
Página principal

Técnicas para la inyección de insulina con la jeringa

Criterios para el diagnóstico de la diabetes mellitus (DM)

Regresar al inicio de esta página
 
 
 
 


Nota:  La información presentada en esta página electrónica no pretende ser sustituto de la consulta con el médico u otros profesionales de la salud (Educador en Diabetes Certificado, enfermera, nutrióloga, psicólogo, odontólogo, etc.).  Ante cualquier duda con relación al diagnóstico o tratamiento de una condición crónica como la DM, es prudente consultar con ellos de manera oportuna.
Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo constituyen una guía educativa e informativa, que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones del médico.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis del medicamento actualmente tomado deberá consultarse con el médico.  El sitio continents.com no se hace responsable del uso de la información contenida.  © 2004 - 2012  Dr. Stan De Loach
 
i 2008
iv 2012
vi 2012