Preguntas y respuestas acerca de la diabetes mellitus, tipo 1 y tipo 2 (DM1, DM2)

Las siguientes 40 preguntas acerca de la DM son frecuentes.  Las respuestas las proporciona un Educador en Diabetes Certificado, el Dr. Stan De Loach.  Usted podrá dirigir sus preguntas y dudas al Dr. Stan De Loach vía correo electrónico:      saludo@usa.net      Otras páginas electrónicas relacionadas se encuentran al                   www.continents.com
 
Temas abordados en estas preguntas y respuestas: Temas abordados en estas preguntas y respuestas:
. .
Byetta y azúcar sanguínea que sube y baja Rango normal de glucosa sanguínea en ayunas
Curva de tolerancia a la glucosa:  Insuficientes datos Hoy me detectaron DM
HbA1c:  ¿Cuál es un valor meta? ¿Infección de orina causa alteración de la glucosa?
Pie diabético Requisitos para viajar con medicamentos para la DM
Glucemia normal en ayunas, con HbA1c de 11% Byetta (exenatida)
Tiras por caducar:  ¿Qué hago? Januvia (sitagliptina fosfato)
¿La suegra le causó DM2 a mi esposo? Recetas de actividad física en antaño
Variabilidad en mi forma de ser con los demás Insulina y la potencia sexual
¿Puedo bajar de peso si ingiero azúcar? Januvia o sitagliptina:  ¿Regeneración de células beta pancreáticas?
Lantus:  ¿Mezclarla?  ¿Mañana o noche? Januvia o sitagliptina en terapia combinada
Comida para hipoglucemia Januvia (sitagliptina):  ¿Uso para el Síndrome Metabólico?
Estrés y la intolerancia a la glucosa en ayunas DM terminal
Lantus (glargina):  Perídodo de máxima eficacidad del frasco Glucemia de 146 mg/dL en ayunas durante el embarazo
¿Qué tipo de DM tengo? ¿Se quita la DM gestacional?
Síndrome de déjà vu e hipoglucemia de 20 mg/dL Manejo de la DM2 sin medicamentos
Vía alternativa para la infusión de insulina Niveles de glucosa sanguínea para el diagnóstico de DM gestacional
¿Fértil a los 73 años de edad, habiendo utilizado la insulina durante 12 años? 11 años de edad:  Glucosa sanguínea en ayunas de 245 mg/dL
Actos (pioglitazona):  ¿Una ó dos veces al día? 65 mg/dL en ayunas
65 - 170 mg/dL:  ¿Mi azúcar está bajo control? Efecto de DM en la función sexual
Medicamentos para la gripa y la hiperglucemia Temblores y sudoración

 
Términos empleados en las siguientes preguntas y respuestas:

AUTOMONITOREO el proceso a través del cual una persona con DM mide la cantidad de glucosa o cetonas en su sangre; el propósito del automonitoreo es poder ajustar el tratamiento o el control de la glucemia para mantener la glucemia entre 70 y 110 mg/dL
CARBOHIDRATOS (CHO) también llamados hidratos de carbono, estos alimentos incluyen el arroz, el pan, la tortilla, el maíz, la papa, la pasta, las zanahorias cocidas, los pasteles, el pan dulce, los azúcares
CONTROL GLUCEMICO el mantener los niveles de glucosa sanguínea entre 70 y 110 mg/sL o dentro del rango concordado entre la persona con DM y su equipo profesional de la salud 
DM1 una condición en que el páncreas deja de producir insulina, la cual es esencial para la vida corporal del ser humano; se trata con una combinación de educación, insulina, alimentación y actividad física; es más frecuente entre las personas jóvenes y que no presentan obesidad o sobrepeso
DM2 una condición en que o el páncreas no produce suficiente insulina para las necesidades corporales o existen factores de resistencia, que impiden la función de la insulina producida; es más frecuente entre las personas con más de 30 años de edad y que presentan obesidad, sobrepeso y reducida actividad física
GLUCEMIA la presencia y cantidad de glucosa en la sangre
HEMOGLOBINA GLICADA (HbA1c) ó
HEMOGLOBINA GLUCOSILADA (HbA1c ó A1c)
una prueba cuyo resultado refleja la cantidad de glucemia durante los últimos 60 - 90 días; el valor típico de una persona sin DM se encuentra entre 4% y 6%; representa el porcentaje de células rojas en la sangre que se han unido permanentemente con una molécula de glucosa
HIPERGLUCEMIA la presencia de niveles altos de glucosa en la sangre; representa un nivel de glucemia mayor a aproximadamente 140 - 150 mg/dL; cada persona con DM colabora con su equipo de la salud para realizar su definición individual de lo que se considerará hiperglucemia
HIPOGLUCEMIA la presencia de niveles de glucosa en la sangre que no son suficientes para el funcionamiento normal del cuerpo; un valor de glucemia de 70 mg/dL o menos es llamado "hipoglucemia"; la hipoglucemia debe tratarse con una cantidad precisa de glucosa (para elevar la glucemia a niveles superiores a 70 mg/dL e inferiores a 110 mg/dL) y ser seguido de carbohidrato, proteína y grasa (juntos)
MG/DL una medida de la cantidad de una sustancia en la sangre; significa "miligramos por decilitro"; los valores de glucemia de una persona sin DM normalmente se encuentran entre 70 y 100 mg/dL
POSTPRANDIAL después de comer; un término que se refiere a la actividad o al estado físico después de comer

PREGUNTA:   Mis lecturas de azúcar van de suben y bajan.  Por ejemplo, antes de la cena, era 58 mg/dL, la noche anterior era 174 mg/dL, en la mañana hoy fue 140 mg/dL, y ayer fue 164 mg/dL.  Mi dieta y medicina son las mismas.  Estoy aplicándome Byetta (exenatida) en las noches antes de cenar, ya que en las mañanas ando de carrera para mi oficina y se me complica el tiempo.  ¿Acaso debería hacerlo también en la mañana como me lo indicó mi médico en los EE.UU.

RESPUESTA:    La Byetta no sustituye la insulina.  Las dos juntas ofrecen posibilidades de buen control para algunas personas con DM2.  Qué tan variable es la alimentación también influye fuertemente en el control logrado.  Si hoy el desayuno es un yoghurt light y mañana es un tamal frito y un vaso de jugo de naranja, la glucosa sanguínea posterior probablemente será muy distinta en los dos casos.  Una "dieta" no es igual a la "alimentación."  Un punto crítico es que la DM es condición de automanejo, lo cual quiere decir que no es únicamente el médico y el Educador en Diabetes Certificado que puedan contribuir a un buen control glucémico, sino que también la persona con DM juega un papel central en el proceso.  El primer paso, como ya lo está haciendo, es medir la glucosa en sangre ANTES y 70 minutos DESPUES de los 3 alimentos, y antes de acostarse.  Luego, hay que encontrar patrones obvios en estos valores.  Conociendo bien los patrones diarios, se puede decidir cuál(es) elemento(s) del tratamiento hay que ajustar.

PREGUNTA:   Tengo 59 años de edad.  Mi madre tuvo DM, practicó ejercicio intenso, y llevó una dieta sana.  Mi peso es normal, estoy tomando Eutirox por hipotiroidismo primario, tengo crisis de hipoglucemia.  Una curva de tolerancia me la reportaron "plana."  ¿Qué significa esto?  ¿Tendré prediabetes?

RESPUESTA:   Hay que saber más datos para entender la pregunta y poder hacer una respuesta inteligible.  Una curva de tolerancia plana:  ¿Qué indicó?  ¿Todos los valores se encontraron en 40 mg/dL, todos los valores estaban en 98 mg/dL, todos los valores indicaban 300 mg/dL?  ¿Qué es lo que indica la "crisis de hipoglucemia"?  Su médico puede asesorarle en el significado de los resultados de la curva de tolerancia, aunque será necesario ver o tener los resultados para interpretarlos.

PREGUNTA:   Tengo DM1 desde hace 4 años.  Ahora tengo 26 años de edad.  Mi última hemoglobina glicosilada fue de 7.5%.  ¿Es normal o anormal?  Mi endocrinólogo del IMSS no me dijo nada.  También quiero adelgazar y no puedo.  Peso 82 kilogramos y mido 1.64 metros.  Se me inflama el estómago y no puedo ir al baño.

RESPUESTA:   La hemoglobina glicosilada o glucosilada se refiere a una medida (cada 3 meses de preferencia) del control glucémico (es decir, del promedio de azúcar en la sangre en los últimos 2 - 3 meses).  Hay que tomar una muestra de sangre para realizar la prueba.  Indica cómo ha sido el control de la glucosa sanguínea durante los últmimos 2 - 3 meses y por eso proporciona información necesaria para evaluar la calidad del tratamiento de la DM practicado por la persona con DM.  Si el tratamiento está acertado, los valores del HbA1c ó A1c (dos nombres diferentes para la misma prueba) se encontrarán dentro de o cerca del rango normal para una persona que NO tiene DM.  El rango "normal" aproximado es de 4% a 5%.  Para algunas personas, un valor de menos de 7% puede ser aceptable...esto es algo que la persona con DM tiene que negociar y decidir junto con su médico y Educador en Diabetes Certificado.  Una A1c de 7.5% representa un valor promedio de glucosa sanguínea de más o menos 197 mg/dL durante los tres meses anteriores a la prueba.

Si el valor encontrado está muy fuera del rango deseado, es útil revisar el plan de tratamiento y entender qué parte del plan (medicamentos, alimentación, actividad física) no está funcionando al máximo.  Las mejoras en el tratamiento se reflejarán en valores futuros de la HbA1c.  Igual que con los valores de glucosa en sangre diarios, la persona con DM tiene que fijar metas para la HbA1c.  Después tiene que aprender a poder mantener esas metas, a través de la insulina, la alimentación y la actividad física.  La alimentación excesiva causa una subida de peso (o gran dificultad en bajar de peso) y también una subida de glucosa en sangre.  La alimentación también influye en la presencia de estreñimiento.  Aprender a comer correctamente (qué y cuánto y cuándo) es necesario para una persona con DM.  Su Educador en Diabetes Certificado le ayudará a desarrollar un plan de alimentación.

PREGUNTA:   Infórmeme, por favor, de lo que se llama "pie diabético."

RESPUESTA:   Lo principal y esencial es tratar de y lograr evitar lo que se llama comúnmente "pie diabético."  La mejor manera de asegurar la salud del pie de la persona con DM es a través de un óptimo control de la glucosa en sangre, manteniéndola entre 70-120 mg/dL, más o menos.  Casi todas las complicaciones de un pie diabético tienen su origen en la hiperglucemia y en un cuidado inadecuado del pie (falta de limpieza, falta de atención a pequeñas heridas, cortadas incorrectas de las uñas, quemadas, etc.).  Su médico y Educador en Diabetes Certificado le podrán informar y asesorar para controlar la glucosa en sangre y así prevenir las serias complicaciones del "pie diabético."  Una revisión detallada de los pies debe formar parte de cada consulta con el médico y con el Educador en Diabetes Certificado.

PREGUNTA:   Me detectaron glucosa sanguínea de 380 mg/dL en ayunas.  El médico me recetó metformina y un plan de alimentación de 1400 calorías.  No se controlaron mis niveles de glucosa sanguínea y por eso decidió cambiar el medicamento por Glimetal de 4/ 1000 (Glimepirida, 4 mg; Metformina, 1,000 mg).  Después de un mes, mis niveles de glucosa sanguínea en ayunas fueron de 73 mg/dL, pero mi hemoglobina glucosilada es alta (11%).  ¿Qué puedo hacer?

RESPUESTA:   La hemoglobina glucosilada (HbA1c) refleja o indica el promedio de valores de glucosa en sangre de los últimos 2 - 3 meses.  Por eso, aunque en ayunas la glucosa sanguínea esté a 73 mg/dL, la HbA1c tardará en reflejar la mejoría y bajar de 11% a lo normal (4 -5%).  Puede tardar mucho si la glucosa sanguínea postprandial (75 minutos después de desayunar, comer y cenar) está elevada.  Es importante checar la glucosa no solamente en ayunas, sino también 75 minutos después de las comidas.  Aunque el valor en ayunas puede estar normal (70 - 99 mg/dL), como los 73 mg/dL, si el valor postprandial sigue siendo elevado, la HbA1c no bajará tanto como si los dos valores (en ayunas y postprandial) fueran óptimos.  Su médico y Educador en Diabetes Certificado pueden asesorarle para que sepa mantener los dos valores dentro de lo saludable (70 - 99 mg/dL) o dentro del rango meta que ustedes decidan juntos.

PREGUNTA:   Compré muchos paquetes de tiras reactivas para el medidor casero OneTouch Ultra y apenas me di cuenta que caducan en dos meses.  ¿Qué hago?

RESPUESTA:   Si tiene el recibo de compra todavía, podría pedir que la farmacia las cambie por otras.  Tal vez al hablar con la empresa Lifescan (su número telefónico estará en la cajita de tiras o en el instructivo dentro de la cajita), recibirá asesoría.  En el futuro, es importante checar la fecha de caducidad antes de comprar.  No es recomendado utilizar las tiras caducadas, así que ahora sería buen momento para checar la glucosa con más frecuencia que la rutinaria para conocer el comportamiento diario de sus niveles de glucosa sanguínea a través de todas las 24 horas de un ó dos días enteros, cada 2 horas, por ejemplo.  Puede utilizar la solución de control para checar las tiras y verificar que dan resultados dentro de los parámetros debidos...y si es así, es posible que den resultados correctos con la sangre aún después de la caducidad.

PREGUNTA:   A mi esposo se le diagnosticó la DM2.  Sentimos que su obesidad y las presiones familiares que tenemos actualmente (mi mamá vive con nosotros) le detonaron la condición.  ¿Esto es posible?

RESPUESTA:   La DM2 es una condición metabólica o fisiológica.  Su origen no es psicológico, así que ni las presiones familiares ni su suegra causaron la DM2.  Tal vez el estrés hizo que se pusiera más en evidencia la hiperglucemia que dió a entender a los médicos que tenía la DM2, o tal vez coincidieron el estrés y el desarrollo de la DM2.  No se ha confirmado que el estrés cause la DM2 (ni la DM1).  De hecho, en la mayoría de los casos de DM2, la condición está presente 6 - 15 años ANTES de que se haga el diagnóstico.  Por eso es difícil decir que un factor estresante actualmente sea la causa de la DM2, que se desarrolla más lentamente.

PREGUNTA:   Tengo DM1 desde hace 8 años y estoy bien.  Actualmente tengo 24 años de edad.  Soy muy variable en mi forma de ser con los demás, en especial con mi pareja.  Hasta a veces quiero terminar con él, y al otro día lo extraño.  No sé qué me pasa.  También no sigo ninguna dieta porque me da hambre y como, aunque al otro día estoy diciéndome que soy lo peor.  ¿Qué puedo hacer?

RESPUESTA:   Tener DM1 desde los 16 años de edad no es siempre fácil.  Es aun más difícil que los demás que no tengan la DM1 comprendan la situación, los estreses y la respuesta emocional de la persona afectada.  Por eso, existen los psicólogos y psiquiatras:  para que uno pueda hablar de los estreses, las dificultadas, los sentimientos, los fracasos y los éxitos, para poder finalmente adaptarse y comprenderse y vivir con menos angustia y estrés.  Hay Educadores en Diabetes Certificados que también son psicólogos clínicos.  Normalmente, es más productivo (es decir, más constructivo) platicar con ellos que no son familiares que con los seres queridos, que no tienen el entrenamiento para tratar con la DM1 y sus consecuencias y frustraciones.

PREGUNTA:   Tengo DM1.  ¿Puedo bajar de peso si ingiero azúcar teniendo esta condición?

RESPUESTA:   Normalmente, la comida en forma de carbohidrato (pasta, azúcar, pan, fruta, tortilla, etc.) no propicia la pérdida de peso, sino que ayuda a mantener el peso actual o subirlo.  Si una persona tiene DM1, lo principal es controlar los niveles de azúcar en la sangre porque así se puede mantener la salud y el cuerpo funciona correctamente.  El azúcar de la mesa tampoco contribuye idóneamente a un control adecuado de la glucosa en sangre.  La salud general es de importancia y más al usar cualquier método para bajar de peso.  Comer azúcar, sin insulina suficiente, produce la hiperglucemia; con la hiperglucemia hay riesgo de una cetoacidosis relacionada a la hiperglucemia y la falta de insulina suficiente.  Con la cetoacidosis, hay riesgo de la hospitalización y de la muerte.  Por eso, la manera más segura y más recomendada para bajar de peso es comer una cantidad menor de comida y ajustar correctamente la insulina a la cantidad de alimentos ingeridos.  Hablando con su médico/médica y Educador en Diabetes Certificado, podrá ingeniar maneras seguras para bajar de peso (es decir, si uno tiene sobrepeso y además la DM1).

PREGUNTA:   Tengo 24 años de edad, peso 54 kilos y mido 1.55 metros.  Mi médico me indicó la dosis de 25 unidades de insulina Lantus (glargina) por la noche.  Me siento muy bien.  El cambio ha sido radical.  Pero tengo dos dudas: ¿Qué pasa si se mezcla la Lantus con la insulina rápida? y ¿Por qué me siento mejor inyectándome en la noche que en la mañana?

RESPUESTA:   No se recomienda mezclar la Lantus con ninguna otra insulina.  La razón es que se teme que pueda haber un cambio en el inicio o la duración del efecto de una ó de las dos insulinas, haciendo que no tengan el perfil de acción previsto y necesario para el buen control de la glucosa en sangre.  Normalmente, la dosis preprandial de Lispro (por ejemplo) es por mucho inferior a la dosis diaria de Lantus.  Por eso, si fueran mezcladas, o la Lispro o la Lantus podría llegar a no funcionar como uno espera, causando hipoglucemia o hiperglucemia inexplicable y así dificultando el control de la glucosa en sangre.  Cada persona con DM es diferente; si uno siente que funciona mejor la Lantus en la noche, no hay problema al inyectársela en la noche...lo recomendado es una dosis de Lantus por día, a la misma hora todos los días, pero puede ser en la noche, la mañana, la tarde.  Algunas personas dividen la dosis de Lantus en dos dosis equivalentes, una cada 12 horas, pero es raras veces necesario.  Ellas lo hacen así porque sienten que les sirve mejor.

Ya que la Lantus se inyecta una sola vez cada día, es únicamente en una sola inyección que es posible mezclarla con insulina Regular o Humalog (lispro).  En un estudio de 55 niños y adolescentes que sí mezclaron la Lantus con Humalog (lispro), no encontraron diferencias importantes en valores de HbA1c, en el porcentaje de mediciones arriba, dentro o abajo del rango glucémico meta, en el número de episodios de hipoglucemia severa y no severa, ni en el número de episodios de cetoacidosis.  Los investigadores concluyeron que el mezclar la Lantus con un análogo ultrarrápido de insulina (Humalog, por ejemplo) no tuvo ningún efecto negativo sobre el control glucémico.  Esta conclusión resulta en la necesidad de una inyección menos diaria.  Para el estudio, no intentaron mezclar Lantus con insulina Regular (rápida), sino solamente con los análagos de insulina ultrarrápida.

Hay varios puntos de que estar consciente al mezclar Lantus y Humalog:
Haga su propia investigación.  Hable primero con su médico endocrinólogo y Educador en Diabetes Certificado.  Si intenta la mezcla, monitorée bien su glucosa sanguínea para asegurarse de que sí funciona.  Si el control típico anterior a la mezcla se deteriora, quiere decir que tal vez no es una buena opción en su caso.  Se ha reportado que la mezcla funciona bien en algunas personas con DM1 y que no funciona bien en otras personas con DM1.  Cada persona es diferente y será necesario indagar si para usted sí funciona...o no.

Ya que la insulina Lantus se inyecta solamente una vez al día, es conveniente mantenerla en el refrigerador cuando no esté sacando la insulina para la inyección.  Así, se conserva la potencia de la Lantus.  Al inyectar la dosis de dos insulinas (cualquiera) en mezcla, no demore en inyectarlas.  Si deja las dosis insulinas mezcladas en una jeringa por un rato, es más posible que se mezclen de una forma química y que el perfil de acción de una ó de las dos sea diferente al previsto.

Al inyectar la Lantus mezclada con otro análogo ultrarrápido de insulina, la cantidad TOTAL de insulinas inyectadas será grande (por ejemplo, 20 unidades de Lantus más 5 unidades de lispro (Humalog) = 25 unidades de insulina.  Por lo regular, más grande la dosis total en una sola inyección, menos absorción de la(s) insulina(s) resulta.

Los detalles de la investigación se encuentran al:   http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=16647408&dopt=Citation

PREGUNTA:   Tengo principios de hipoglucemia.  ¿Qué debo consumir de alimentos y bebidas?

RESPUESTA:   Lo primero es conseguir un diagnóstico correcto del problema que sugiere que uno tiene hipoglucemia.  Un médico endocrinólogo le podría asesorar en esto. Algunos creen que raras veces existe la "hipoglucemia" a menos que sea en una persona con DM que se inyecte insulina.  Otros creen que sí.  Cualquier problema metabólico es asunto de la endocrinología.

Para el diagnóstico legítimo de hipoglucemia clínica en las personas que no tienen DM, es necesario cumplir con todos los tres requisitos para el diagnóstico, los cuales se llaman "Whipple's Triad":

PREGUNTA:   ¿Puede el estrés subir el azúcar en la sangre?  Después de un período de estrés el azúcar sanguíneo salió en 120 mg/dL en ayunas, pero inmediatamete que terminó ese período, bajó a 110 mg/dL.  ¿Tengo intolerancia a la glucosa en ayunas?

RESPUESTA:   El estrés puede subir el azúcar, sobretodo si hablamos del período postprandial (es decir, después de comer).  En ayunas, ese efecto es casi imperceptible. El estrés también puede subir el azúcar sanguíneo un poco (10 puntos = un poco) aun en personas sin DM o sin intolerancia a la glucosa.  Esto es normal, porque el cuerpo provisiona un poco extra de glucosa (normalmente liberándolo del hígado), imaginándose que será necesaria la energía extra para combatir el estrés (la respuesta "pelear o huir" es la respuesta normal del cuerpo a la percepción del estrés).  Sin embargo, es más común que sea la comida que es responsable de subir o bajar la glucosa en sangre.  Los dos valores, en ayunas, sí indican la presencia de intolerancia a la glucosa en ayunas, llamada por algunos la "prediabetes."  Al hablar con su médico endocrinólogo y Educador en Diabetes Certificado podrá aprender algunas maneras sencillas de evitar que se desarrolle la DM2.

PREGUNTA:   Empecé a utilizar la insulina Lantus (glargina).  Una vez abierto el frasco ¿durante qué tiempo puede ocuparse?  Tengo entendido que a diferencia de la NPH ó la lispro (Humalog), el tiempo de su disposición es menor.

RESPUESTA:   Efectivamente, por experiencia propia, la Lantus (glargina) no tiene una duración de más de aproximadamente un mes (28 - 30 días después de que la haya empezado a ocupar), aunque a veces puede servir por 5 - 6 días adicionales.  Deja de funcionar tan bien como cuando más "fresca" y eso se nota frecuentemente en las mediciones de glucosa en la sangre.  Si compra los cartuchos de Lantus (en vez del frasco), casi siempre se ocupa toda la insulina en el cartucho antes de un mes y así no hay problemas de caducidad.  Siempre que no son los acostumbrados los valores indicados por el medidor de glucosa, vale la pena ver en qué fecha empezó a sacar insulina del frasco o cartucho.  Antes de empezar a ocupar la insulina--cualquiera--es importante mantenerla refrigerada (no congelada).  Después de empezar a ocuparla, tampoco tendrá ningún efecto negativo mantenerla en el refrigerador.  Porque la Lantus se inyecta solamente una vez al día, es conveniente mantenerla bajo refrigeración.

PREGUNTA:   Tengo 56 años de edad.  Tengo la glucemia en ayunas de 133 mg/dL y la glucemia postprandial en 187 mg/dL.  La insulina (endógena, basal) en 11.4 mUI/ml y la insulina bolo, postprandial, en 42 mUI/ml.  Tengo el HDL-colesterol en 52.8 mg/dL, el LDL-colesterol en 156 mg/dL y el VLDL-colesterol en 16.2 mg/dL.  Quiero saber qué tipo de DM tengo!

RESPUESTA:   El TIPO de DM es menos importante que el tratamiento.  En TODOS tipos de DM (menos la DM insipidus), la meta es buen control de la glucemia.  Un valor glucémico de 133 mg/dL en ayunas (preprandial) y 187 mg/dL postprandial son más altos que los óptimos valores.  Si valores arriba de 125 mg/dL se dieran en dos ocasiones diferentes en dos días diferentes, sería posible hacer el diagnóstico de la DM.  Por su edad y por los valores de glucosa sanguínea, es probable que se hable de la DM2.  Sí es obvio que tiene la presencia de alguna insulina hecha en su cuerpo, lo que sugiere que no tiene DM, tipo 1, sino que más probablemente es la DM, tipo 2.  En ayunas, un rango normal de insulina endógenga sería de .7 - 9 mUI/ml.  Esta cantidad de insulina endógena siempre se aumenta cuando uno coma.

La alimentación y la actividad física en una combinación adecuada, proporcionada por su médico y Educador en Diabetes, le ayudarán a mantener la glucosa dentro del rango normal de 70 - 100 mg/dL, para que después no se desarrollen las complicaciones tardías de DM.  En www.continents.com, encontrará algunos puntos de utilidad en el control de la glucemia a través de la alimentación.

PREGUNTA:   Soy menopáusica (tengo 44 años de edad).  Desde hace 13 años me mareo, y en varias ocasiones me he desmayado.  En los últimos 6 años esos desmayos se han manisfestado con sensaciones ya vividas.  Consulté al neurólogo y me dice que eso se denomina el "síndrome de déjàvu" ("ya visto").  Luego de estos episodios me cuesta reponerme.  Hace 15 días manifesté mi último episodio y en ese momento la glucemia era de 20 mg/dL.  Comencé a tratarme con un médico que trata la obesidad.  No soy obesa; peso aproximadamente 68 kilogramos.  Por análisis y estudios que el médico me hizo del páncreas, él supone que es hipoglucemia.  Para los dolores de cabeza, me sugirió que me tratara con fructosa.  Mis preguntas son:  ¿Es lo mismo la DM y la hipoglucemia?  ¿Tengo que hacer la dieta del Dr. Atkins?  ¿Se cura esta enfermedad?

RESPUESTA:   Siempre es buena idea tener dos opiniones médicas acerca de cualquier condición.  No tengo conocimiento de ninguna condición que se llama "déjà vu."  La experiencia de sentir que ya vivió este momento anteriormente se da de vez en cuando en algunas personas.  Aun cuando se habla de la experiencia de déjà vu, no se supone que la causa de la experiencia sea la presencia de hipoglucemia.  Un endocrinólogo puede checar para ver si hay algún problema físico (insulinoma, por ejemplo) que cause la hipoglucemia.

La DM no es igual que la hipoglucemia.  El tratamiento de la DM con insulina o con ciertas pastillas (sulfonilureas) puede causar la hipoglucemia.  Pero la DM incorrectamente tratada normalmente se manifiesta por hiperglucemia (altos niveles de glucosa en la sangre).

La dieta Atkins realmente se dirige a la gente que tiene DM2 y/o que está obesa o con sobrepeso.

Sin duda alguna, una glucemia documentada (medida) de 20 mg/dL es hipoglucemia y además es una hipoglucemia severa o peligrosa.  A qué se debe una hipoglucemia de 20 mg/dL en una persona sin el diagnóstico de DM y sin tratamiento para la DM queda por conocer todavía.  ¿Mucha aspirina?  ¿Beta bloqueadores para tratar la hipertensión arterial?  ¿Insulinoma?  Hay MUCHAS posibles causas que el médico tendrá que investigar.  Mientras tanto, la prevención vale la pena.  Con un medidor de glucosa casero, podrá checar la glucosa y prevenir que baje tanto.  En términos de un tratamiento práctico y eficaz, la fructosa NO elevará la glucosa en sangre rápidamente; la glucosa es por mucho superior a la fructosa para el tratamiento de la hipoglucemia.  Reitero que la prevención de la hipoglucemia es crítica y factible.  Para saber si se cura una condición, habrá que diagnosticarla primero.  Hasta ahora, no queda claro el diagnóstico del problema.

PREGUNTA:   Para algunas personas con DM1, que utilizan la insulina inyectada a diario, llega un momento en que esta situación es dolorosa e incómoda.  ¿Existe algún parche o dispositivo que evite el contacto directo de la aguja con la piel de la persona con DM1?

RESPUESTA:   Pues, por el momento, la alternativa sería una bomba de insulina que infunde la insulina a través de un catéter inyectada por debajo de la piel y que se queda por 3 días y después tiene que reemplazarse por uno nuevo.  Solamente el catéter tiene contacto directo con la aguja cuando éste se inserta.

PREGUNTA:   Mi padre tiene 73 años de edad y requiere de insulina desde hace 12 años.  ¿Es posible que sea un hombre fértil a esta edad?

RESPUESTA:   La pregunta de si es un hombre fértil a su edad se puede contestar mejor por un urólogo.  Si hace cita ($123) con el Dr. Boris Maldonado, con profesionalismo y alta calidad, les asesora.  Su teléfono en el Hospital de Jesús, Calle 20 de noviembre, Colonia Centro, es:  5542 6504 ó 6507, extensión 186.  El uso de la insulina, sea por un año o por 70 años, no afecta la fertilidad del hombre (ni de la mujer).

PREGUNTA:   Tengo DM2 diagnosticada hace 3 meses.  Estoy segura de que mi condición tiene más de 3 años, aunque es ahora cuando estoy consciente de que tengo DM.  Mi primer médico, un internista, me mandó a tomar Actos 30 mg, 2 veces al día (desayuno y cena).  Mi segundo médico, una endocrinóloga, dijo que el Actos no se debía tomar 2 veces al día; le pareció algo grave que tomara 2 veces al día ese medicamento.  Por estas recomendaciones distintas, aún no sé qué hacer.  Estoy tomando el Actos sólo al desayuno, pero me gustaría saber quién tiene razón.

RESPUESTA:   Normalmente, Actos (pioglitazona) se toma en una sola dosis diaria.

PREGUNTA:   Hace pocos días me diagnosticaron DM2.  La he controlado con medicamentos, con un promedio de 98 mg/dL de glucosa sanguínea en ayunas.  ¿Qué tan peligroso es cuando sube el azúcar sanguíneo después de la comida (postprandial)?  Me sube a 170 mg/dL, pero después ya baja a 65 mg/dL.  ¿Es eso normal?  ¿Debo alarmarme por eso?  ¿La glucosa sanguínea está de veras bajo control con esos niveles?

RESPUESTA:   Usted tendrá que decidir, junto con su médico y Educador en Diabetes Certificado, cuál es su rango meta, preprandial (ayunas) y prandial (70 - 75 minutos despues de comer...el pico postprandial máximo en la mayoría de los casos).  El rango normal o típico de una persona sin DM es entre aproximadamente 70 y 100 mg/dL.  La hiperglucemia se podría considerar como cualquier valor arriba de 140 mg/dL (o posiblemente 150 mg/dL según algunos investigadores).  Asi, un valor de 170 mg/dL nunca se podría tomar como un nivel "normal" de glucosa sanguínea.  Niveles crónicos arriba de alrededor de 126 mg/dL causan el inicio de danos vasculares que producen las complicaciones diabéticas (en este nivel de arriba de 126 mg/dL, la retinopatia empieza a desarrollarse).  En 170 mg/dL, no se puede decir que la glucosa este controlada.  Si dividiera la comida en dos porciones, una ahora y la segunda a 2 - 3 horas de la primera, tal vez la subida postprandial sea mucho menos fuerte.

En la DM2, el cuerpo sigue produciendo algo de insulina.  Por eso, es natural o normal que aunque esté en 170 mg/dL postprandial, baje a 65 mg/dL cuando la insulina producida en el cuerpo haya tenido tiempo para funcionar.  Pero, porque la insulina producida en el cuerpo de una persona con DM2 o no es suficiente o no funciona al máximo (en la mayoría de casos por exceso de peso corporal), la bajada tarda más que lo deseable.  Es decir, el cuerpo sufre hiperglucemia por un rato excesivo.

En vez de alarmarse, sería más práctico aprender, con la ayuda de su médico endocrinólogo y Educador en Diabetes Certificado, a comer de una forma que no produce tanta hiperglucemia postprandial, a utilizar los medicamentos para evitar la misma hiperglucemia, o a emplear la actividad física para bajar la hiperglucemia con más rapidez.

PREGUNTA:   En la semana que recién termina, me enfermé de gripa, con garganta seca.  No consulté con ningún médico, sino que tomé Desenfriok (2 tabletas), Contac (2 cápsulas) y XL3-Forte (2 pastillas), en días diferentes pero consecutivos.  Además me puse Vaporub en el pecho.  Sucede que me reviso el nivel de glucosa sanguínea y la traigo elevada (218 mg/dL en la noche).  A la mañana siguiente, me vuelvo a revisar la glucosa sanguínea y traigo 91 mg/dL.  ¿Es normal que me haya subido por dicho medicamento, puesto que tiene contraindicaciones en la DM2.  Tomo Bi-euglucon 5/500 y hago ejercicio regularmente.

RESPUESTA:   Lo más probable es que la gripa, como cualquier enfermedad, resulte en una subida de los valores de glucosa en sangre.  Se considera un estrés físico para el cuerpo, y el estrés fisico (como una enfermedad o la cirugía, por ejemplo) puede resultar en una subida tanto de la glucosa sanguínea como de las necesidades de insulina para controlar la hiperglucemia.  El automonitoreo frecuente es una medida para facilitar el control de la glucosa durante toda enfermedad, de corta o larga duración.  Siempre que uno está enfermo, es buena idea comunicarse con su médico y/o Educador en Diabetes Certificado para educación y consejos para el control de la glucosa sanguínea durante el enfermedad.  Los instructivos que acompañan los medicamentos indicarán si existen contraindicaciones; si indican que sí hay contraindicaciones en la DM, es probable que contenga azúcar el medicamento o que provoque  la hiperglucemia de otra forma (un mecanismo fisiológico).

PREGUNTA:   Hace un mes me hice una química sanguínea y salí con 106 mg/dL de glucosa.  Desde entonces, he estado con dieta.  Me ordenaron una glucosa postprandial de 2 horas; en esta ocasión, la glucosa en ayunas salió en 80 mg/dL y 2 horas después de los alimentos, subió a 93 mg/dL, el cual está considerado fuera de rango.  ¿Es DM o algún otro problema?

RESPUESTA:   Un valor postprandial de 93 mg/dL NO es considerado como fuera del rango normal.  Un valor en ayunas de 80 mg/dL tampoco es fuera del rango normal.  Es decir, estos valores no indican las presencia de DM ni de intolerancia a la glucosa (a veces llamada "prediabetes").  En cambio, el primer valor en ayunas (106 mg/dL) sí indica la posibilidad de intolerancia a la glucosa en ayunas.  Pero el diagnóstico confirmado de la intolerancia a la glucosa en ayunas requiere de DOS pruebas con valores mayores a 99 mg/dL en dos dias diferentes.  Ya que el segundo valor en ayunas fue de 80 mg/dL, no se confirmó el diagnóstico de intolerancia a la glucosa en ayunas.  El diagnóstico de la DM requiere de DOS pruebas con valores mayores a 125 mg/dL en dos dias diferentes.  El efecto de la dieta sobre la glucosa en ayunas es notable en este caso.  Es posible que la dieta sea responsable para los 26 mg/dL de diferencia entre la primera medida y la segunda.

PREGUNTA:   Hoy me detectaron DM, lo cual me tiene muy consternada porque tengo 19 años.  Tengo muchas ilusiones de casarme y procrear, lo cual no sé si exista
algún riesgo.  No he comenzado ningún tratamiento.  ¿Qué sería un buen tratamiento?

RESPUESTA:   A pesar del miedo, frustración, consternación y depresión que pueda sentir, una persona con DM, que sepa cuidarse y mantener niveles normales de azúcar en la sangre, puede hacer en la vida todo lo que una persona sin DM puede hacer.  Unicamente si no mantiene niveles normales de azúcar sanguíneo, a través de un período largo de tiempo, empieza a limitarse por ciertas complicaciones de la DM y de su tratamiento inadecuado.  Hay algunos riesgos, tanto para la mamá como para el bebé, cuando la mujer con DM se embaraza sin atención preconcepcional y no se encarga de mantener niveles normales de glucosa sanguínea durante los 6 meses anteriores al embarazo y durante el embarazo mismo.  Estos riesgos son conocidos y pueden minimizarse o eliminarse con los cuidados adecuados.

El mejor tratamiento para la DM es el que permite o facilite los niveles normales de glucosa en la sangre.  El tratamiento consiste en una alimentación sana y adecuada pero no exagerada (es decir, que no promueve la subida excesiva de peso), la actividad física, algunos medicamentos si los primeros dos elementos no son suficientes para mantener niveles normales de glucosa, y la educación diabetológica para aprender a emplear los varios elementos del buen tratamiento.

Un estudio bien conocido, el DCCT (la investigación de 1993 de DM1, que duró 10 años), hizo claro que las complicaciones de la DM van directamente relacionadas con la hiperglucemia (altos niveles de glucosa en la sangre).  Es decir, con un control glucémico sub-óptimo, surgen complicaciones variadas, cuando la mujer está y cuando no está embarazada.   Con óptimo control (80-100 mg/dL), menos complicaciones para la mamá con DM y para su bebé todavía no nacido.

Un Educador en Diabetes Certificado podrá aportar educación útil (alimentación, manejo del estrés, actividad física, tips para el automonitoreo y el uso de la bomba de insulina durante el embarazo, etc.).

PREGUNTA:   A mi padre le diagnosticaron hace una semana una infección de orina.  Al hacerle los análisis se vió que el nivel de glucosa sanguínea se encontraba por encima de lo habitual.  Ya que él no tiene DM ¿es normal que después de la infección los niveles de glucosa se alteren?

RESPUESTA:   Al contrario, es común y frecuente que las personas con DM ignoren el hecho de tener DM, la cual se descubre precisamente por una infección (sea de las encías, de la vejiga, del sistema genitourinaria, del pie.  Es importante que lo antes posible durante cualquier infección, especialmente en la gente de más de 30 años de edad, se haga la prueba para confirmar o descartar la presencia de la DM.  En dos ocasiones diferentes, un valor MENOS DE 126 mg/dL en ayunas indica la ausencia de DM; un valor de 126 mg/dL ó más en dos ocasiones diferentes en dos días diferentes indica la presencia de DM.

PREGUNTA:   Me gustaría saber cuáles son los requisitos que debo cumplir para viajar con mis medicamentos a Estados Unidos.

RESPUESTA:   Para entrar en los Estados Unidos, es ideal tener una copia de la receta médica para las insulinas y sus cartuchos y la pluma (si la utiliza), las jeringas, las lancetas, el medidor de glucosa y la solución de control, y, si usa insulina(s), es mejor que la receta médica mencione la necesidad de llevar una colación de comida.  Es importante dejar las insulinas (frascos, cartuchos o pluma) en su cajita original.  Normalmente, no hay problemas, porque los de la seguridad y la aduana se dan cuenta de que es insulina, y la insulina sí está permitida dentro del avíon.  Nunca ponga la insulina (cartucho, frasco o pluma) dentro de la maleta que documenta.

Estas páginas de internet (en inglés) le proporcionarán información actualizada de los requisitos para las personas con DM que viajan con su medicamentos:
www.diabetes.org/advocacy-and-legalresources/discrimination/public-accommodation.jsp
www.diabetes.org/advocacy-and-legalresources/discrimination/public_accommodation/travel.jsp

PREGUNTA:   Tengo DM2 y quisiera tener datos para optimizar mi tratamiento.  Encontré esta noticia en internet:  "La Secretaría (Mexicana) de Salud (SSA) aprobó la comercialización de un medicamento revolucionario de administración de una vez al día para el tratamiento de la DM2.  Éste es el primero de una nueva clase de medicamentos para la DM2 conocidos como miméticos de incretinas, que aumentan la capacidad natural del cuerpo para reducir los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre cuando éstos están elevados (en el período postprandial).  El mecanismo de acción es totalmente diferente al de los agentes reductores de glucosa que existen actualmente."  ¿Me podrían decir de qué medicamento se trata y si ya está disponible de manera comercial?

RESPUESTA:   Su pregunta puede tratar de Januvia (ver abajo) o puede tratar de la Byetta o exenatida (co-producto reciente de Amylin Pharmaceuticals y los laboratorios Eli Lilly, quienes informan que la Byetta estará disponible en el mercado mexicano a partir aproximadamente de mediados del 2007).  La Byetta se inyecta dos veces cada día y mejora el control de la glucosa sanguínea en adultos con DM2.  Si se agrega al tratamiento con metformina, una sulfonilurea o una combinación de estos dos medicamentos.

La exenatida es la primera de una nueva clase de drogas que se llaman "miméticos" (palabra derivada del concepto de Aristóteles de mimesis o imitación) de incretina; tienden a reproducir la función de las incretinas.  Los miméticos de incretina son proteínas y funcionan al realizar acciones que bajan la glucemia y que son realizadas normalmente por las incretinas, que es una sustancia insulinotrópica.  Las incretinas son liberadas en el intestino, y, en el período postprandial, envían al páncreas una señal para que produzca insulina y al hígado una señal para que deje de generar glucosa.  Las incretinas ayudan al organismo a incrementar la capacidad natural del mismo para controlar los aumentos de azúcar en la sangre, cuando éste se encuentre en niveles postprandiales anormalmente elevados.

La utilidad de esta proteína (exenatida) descubierta en la saliva del monstruo de Gila ya está comprobada.  Ya no es sólo investigación sino que se ha elaborado un producto de utilidad en algunos casos de la DM2.  La revista Diabetes Hoy, de la Federación Mexicana de Diabetes, publicó un artículo en 2005 que trata el asunto a detalle.

La exenatida, que es para el uso de las personas con DM2, es un equivalente sintético o análogo de la GLP-1, la cual se produce en las células L del estómago.  Se aisló por primera vez o se descubrió en la saliva venenosa del monstruo de Gila (una lagartija cuyo nombre científico es Heloderma Suspectum y cuya foto sigue):
 

La historia de este medicamento es interesante.  Los investigadores científicos observaron que algunos reptiles son capaces de pasar meses sin comer.  Descubrieron que esto es posible porque hay una química natural en la saliva de la lagartija (el monstruo de Gila) que prende y apaga el funcionamiento del páncreas.  Este descubrimiento permitió el desarrollo de exenatida.

Este tratamiento para la DM2, Byetta o exenatida, originalmente derivado de la investigación de la saliva del monstruo de Gila, se inyecta, de igual forma que la insulina. La inyección subcutánea puede ser en el muslo, el brazo o el abdomen.  Actualmente Byetta está fabricada en el laboratorio, sin la participación de los monstruos de Gila.  Su efecto, como el de la insulina, es controlar los niveles de glucosa en la sangre, especialmente en el período postprandial.  Sin embargo, su ruta de acción no es igual que la de la insulina y por eso la insulina sigue siendo necesaria.  La Byetta no es sustituto de la insulina ni, en su caso, de los medicamentos antihiperglucemiantes orales, que siguen siendo necesarios para los que tienen DM2.  Juntos, estos medicamentos ofrecen posibilidades de buen control para algunas personas con DM2.

La exenatida es el primer compuesto de una nueva clase de medicamentos para el tratamiento de la DM2, llamados miméticos de la incretina, y tiene efectos similares a los que presentan las incretinas humanas, que son polipéptidos similares a la proteína parecida al glucagon-1 (GLP-1).  La GLP-1 es secretada en respuesta a la ingesta de comida, generando múltiples efectos en el estómago, hígado, páncreas y cerebro, los cuales trabajan conjuntamente para regular los niveles de azúcar en sangre.  La GLP-1 disminuye la secreción de glucagon por las células alfa del páncreas, pero la GLP-1 (y la GIP, que es un péptido insulinotrópico dependiente de la glucosa) no afecta la respuesta normal del glucagón a la hipoglucemia.

La exenatida fue aprobada en los Estados Unidos de América por la FDA en el 2005 para el uso de las personas con DM2 que no han podido controlar sus niveles de glucosa sanguínea utilizando los medicamentos orales prescritos de forma habitual (metformina, una sulfonilurea o ambos).

Con la excepción de las insulinas, es difícil que un solo agente, oral o inyectado, controle bien la glucosa sanguínea de las personas que tienen DM2.  La Byetta no se utiliza como monoterapia; más bien se combina con otro(s) medicamento(s).  La necesidad de agregar otro medicamento al régimen de tratamiento se debe principalmente al hecho de que la DM2 es una condición o enfermedad progresiva (es decir, hay una pérdida progresiva de función pancreática de las células beta).  La exenatida se utiliza para remedar un polipéptido) que es escaso o deficiente en el cuerpo.

La exenatida es un medicamento que ayuda al cuerpo a incrementar la producción de su propia insulina (insulina endógena).  La Byetta estimula la producción de insulina únicamente cuando la glucosa en sangre está elevada, así que hay menos riesgo de hipoglucemia que con el uso de la insulina.  El uso de la exenatida no requiere que la persona con DM2 monitorée sus niveles glucémicos más frecuentemente ni ajuste su dosis de la droga, como se tiene que hacer al usar la insulina.

La exenatida ha demostrado cierta capacidad de conservar la función de la célula beta y puede tener la capacidad de proteger estas células vitales.

La exenatida se puede utilizar cuando los agentes orales antihigerglucemiantes (pastillas para la DM2) empiezan a no ejercer control sobre los niveles de glucosa sanguínea.  El nuevo medicamento es una proteína, como lo es la insulina, por lo que debe ser inyectada dos veces al día.  Igual que la insulina, no se puede tomar en forma de pastilla, ya que el estómago digeriría la proteína (como digiere el jamón o cualquier otra proteína) y no llegaría a la corriente sanguínea.

La exenatida (Byetta)

Los mecanismos de acción de la Byetta incluyen:
 
1. . Estimular la liberación de insulina de las células pancreáticas beta cuando la glucosa sanguínea está elevada.
2. . Restaurar la primera fase de la respuesta insulínica (en los primeros 10 minutos después de la ingesta de calorías), una respuesta perdida en las primeras etapas de la DM2.*
3. . Reducir la producción de concentraciones de glucagon en el período postprandial.
4. . Lentificar el vaciamiento gástrico, lo cual limita los picos glucémicos postprandiales
5. . Reducir niveles de glucosa sanguínea en ayunas y postprandiales.*
6. . Reducir la ingesta calórica, conllevando una pérdida de peso corporal.*
. . .
. . * Primer medicamento en esta clase de fármacos que logra este mecanismo de acción

La droga estimula la secreción de insulina (una secreción dependiente del nivel de glucosa sanguínea presente) por el páncreas cuando los niveles de glucosa están altos.  Por eso, no funciona en la persona con DM1, porque es difícil que su páncreas pueda producir insulina.  La exenatida restaura la primera fase de la secreción de la insulina (en los primeros 0 - 10 minutos después de comer), una respuesta fisiológica que se pierde temprano en el curso de la DM2.

La exenatida reduce la producción de glucagon postprandial (el glucagon sube la glucosa al estimular la producción de glucosa por el hígado).  Lentifica el paso de la comida del estómago, lo cual limita la rapidez de la subida de la glucosa sanguínea en el período postprandial y prolonga una sensación de "lleno" en la persona que acaba de comer.  Tiende a reducir niveles de glucosa sanguínea en ayunas y postprandiales.  La exenatida es un medicamento que se inyecta, igual que la insulina, y es disponible en forma de pen (pluma, dispositivo) desechable, ya cargado de Byetta.  No se utiliza en combinación con la insulina exógena (es decir, inyectada) y no es sustituto de ella.

La exenatida es una droga que se inyecta, igual que la insulina, y es disponible en forma de pen (pluma, dispositivo).  La Byetta está formulada para la autoadministración como una inyección subcutánea de dosis fija (la dosis es fija, con una dosis de 5 microgramos ó de 10 microgramos, según la concentración de exenatida en la pluma comprada), aplicada antes de las comidas de la mañana y la noche.  Lo recomendado es inyectarla dos veces al día, de 0 a 60 minutos antes del desayuno y de la cena.  Byetta no debe usarse después de comer.  La dosis inicial recomendada es de 5 microgramos dos veces al día; estas dosis pueden ser aumentadas a 10 microgramos dos veces al día después de un mes de tratamiento, si la persona con DM2 tolera bien el medicamento.  Al iniciar el uso de la Byetta, y en cualquier momento en que se cambia la dosis indicada por el médico, es esencial utilizar el automonitoreo casero de glucosa sanguínea para evaluar los efectos del medicamento sobre los niveles de glucosa en sangre.

La dosis de exenatida no debe ser modificada según el número de calorías ingeridas ni según la intensidad de actividad física o del ejercicio.  Si una dosis es omitida (olvidada) antes de la comida, esta dosis no debe ser inyectada después de la comida, sino que la persona con DM2 debe esperar hasta la próxima comida programada para inyectar su dosis programada.  Si la persona no se acostumbra desayunar, es posible administrar la exenatida antes de la comida y la cena, siempre y cuando las dos comidas están separadas por un mínimo de 6 horas.  Si el usuario piensa comer en restaurante, se puede inyectar la exenatida en casa hasta una hora antes de comer.  Pero es importante que comience a comer dentro de los 60 minutos posteriores a la inyección.  La Byetta se puede transportar al restaurante en una pequeña hielera y la persona con DM2 puede inyectarse el medicamento una vez en el restaurante.  La misma hielera puede usarse para transportar la Byetta en viajes en autobús o coche.

La Byetta no se utiliza en combinación con la insulina exógena (es decir, insulina inyectada) y no es sustituto de ella.  No se utiliza en el tratamiento de la DM1.

El pen o dispositivo de Byetta (es la única presentación de la droga) debe guardarse bajo refrigeración (36º F - 46º F; 2.2º C - 7.8º C), aun cuando la persona con DM2 viaja.  Al viajar, el dispositivo de Byetta puede guardarse en una bolsa plástica transparente Ziploc, bien cerrada.  Es importante que no se moje el dispositivo.  La bolsa Ziploc que contiene el dispositivo se puede meter en otra bolsa Ziploc más grande, la cual puede llenarse de hielo.  Esta técnica mantendrá la Byetta fresca.  Las bolsas de gel que se congelan no se permiten llevar en el avión.  Como es el caso con todos los medicamentos para la DM, el viajero debe tener consigo copias de recetas médicas para todos los medicamentos (incluso las agujas, las jeringas [si se utilizan], el monitor casero de glucosa, las tiras).  Es importante dejar todos los medicamentos y las insulinas (frascos, cartuchos o pluma) en su cajita original, para identificarlos con más facilidad para los de seguridad y aduanas.  Nunca se debe poner la insulina (cartucho, frasco o pluma) u otro medicamento esencial y delicado dentro de la maleta que uno documenta.

La Byetta debe protegerse de la luz directa cuando no está utilizándose para las inyecciones.  En un mes, la duración total del tiempo en que la exenatida está expuesta a las temperaturas ambiente no debe pasar de 6 días (o sea, menos de 144 horas en el mes entero), para no afectar la estabilidad del medicamento.  La pluma (el pen) de exenatida debe desecharse y reemplazarse si llegara a congelarse y cuando haya sido usada por más de 30 días.
 
 

. Estas imágenes enseñan los dos dispositivos o los "pens" disponibles en los EE.UU.

La concentración de exenatida contenida en el dispositivo de color naranja es de 5 miligramos.

La concentración de exenatida contenida en el dispositivo de color naranja es de 10 miligramos.

Cada pen o pluma está cargada de 60 dosis (suficiente para 1 mes, tomándola 2 veces cada día).  Después de 30 días, la pluma debe ser desechada, aun si contiene todavía algunas dosis de Byetta; después de 30 días, el medicamento en el dispositivo puede ser menos eficaz.  Las agujas de varios fabricantes de agujas para plumas son compatibles y sirven para la pluma de Byetta.  La aguja de 31 calibre (31g), de 5 mm ó 8 mm, es la recomendada para la mayoría de las personas que usan Byetta.  Una nueva aguja estéril debe utilizarse para cada inyección.

A diferencia de las agujas de insulina, que algunas personas utilizan más de una vez, no se recomienda volver a utilizar la misma aguja si se habla de exenatida; el uso repetido de la aguja para inyecta la exenatida no ha sido estudiado.  Además, la pluma no debe guardarse con la aguja colacada en el pen, porque puede haber una salida o fuga del medicamento, permitiendo así la posibilidad de contaminación y la posibilidad de que burbujas de aire se formen en el cartucho de Byetta.

Una inyección diaria de insulina Lantus (glargina) frecuentemente se emplea en el tratamiento de la DM2 cuando las pastillas antidiabéticas ya no ejercen efecto para un buen control de la glucosa sanguínea.  Un estudio realizado en Europa ha mostrado que la Byetta es de igual calidad que la insulina Lantus (glargina, con efecto a largo plazo de aproximadamente 24 horas) en su capacidad de reducir los valores de la A1c (una reducción de 1% en promedio).  La Lantus se inyecta también, pero solamente una vez al día.

Lo positivo de Byetta es que en los estudios controlaba los valores postprandiales de glucosa en la sangre (es decir, después de las comidas) con más facilidad que la insulina Lantus.  De hecho, no es el propósito de la Lantus el control postprandial de glucosa sanguínea.  En un estudio, la Byetta permitió la pérdida de peso corporal de un promedio de 2.3 kilogramos.  En un estudio que duró 18 meses, el uso diario de exenatida en personas con DM2 permitió que aproximadamente el 83% de las personas que tenían sobrepeso u obesidad, bajaran de peso.  En otro estudio de 82 semanas, la pérdida de peso promedio fue de 4.5 kilogramos.  Lo negativo es que Betta causaba náusea, vómitos y diarrea con mayor frecuencia que la Lantus.  De hecho, aproximadamente un 6.5% de las personas que estaban tomando Byetta dejaron de participar en el estudio debido a estos síntomas secundarios.  No se confirmó que la pérdida de peso fuera debida a los problemas estomacales (en vez de por el efecto de Byetta).  En cambio, la glargina (Lantus) controlaba los niveles de glucosa en ayunas mejor que la Byetta y muy pocas veces causaba molestias estomacales encontradas con el uso de la Byetta.  Las personas que estaban tomando Lantus ganaron un promedio de 1.8 kilogramos de peso corporal.

Los efectos secundarios más comunes de la Byetta son:  hipoglucemia (el riesgo de hipoglucemia está aumentado únicamente cuando la Byetta se utiliza en combinación con una sulfonilurea), náusea, vómito, diarrea, vértigo y cefalea (dolor de cabeza).  El riesgo de náusea y otros males gastrointestinales se va disminuyendo con el tiempo, para la mayoría de personas que utilizan la Byetta.  En la mayoría de los estudios, menos de 50% de las personas que utilizaban la Byetta experimentaban náusea.  Cuando la Byetta se agrega al tratamiento con las sulfonilureas, la dosis de éstas podrá tener que modificarse para minimizar el riesgo de hipoglucemia.  Es importante que las personas que utilizan la exenatida y las sulfonilureas se familiaricen con los síntomas y el tratamiento de la hiperglucemia.

La Byetta es cara.  El costo (mayoreo, noviembre 2006) de un mes de tratamiento (60 inyecciones), es de aproximadamente $1552 pesos mexicanos por la pluma de exenatida de una concentracíon de 5 microgramos/centímetro cúbico y $1851 pesos mexicanos por el dispositivo de exenatida de una concentración de 10 microgramos/centímetro cúbico.

Los laboratorios dicen estar desarrollando una versión de Byetta que se inyectará solamente una vez por semana, pero falta todavía para que se produzca.  La página http://www.byetta.com/patient/byetta_patient_education_materials_124.jsp?reqNavId=2.5  contiene información (en inglés) para los usuarios de Byetta.

PREGUNTA:   ¿Qué es Januvia?  ¿Para qué sirve?

RESPUESTA:   Januvia (sitagliptina fosfato) es un nuevo medicamento hecho por los laboratorios Merck Sharp & Dohme [teléfono (55) 5481 9708] para uso en las personas con DM2.  Es un inhibidor de DPP-4 (dipeptidil peptidasa-4).  Los inhibidores de DPP-4 aumentan las concentraciones de las incretinas.  Estas proteínas, que incluyen el péptido-1 similar al glucagon (GLP-1) y el péptido insulinotrópico dependiente de la glucosa (GIP), son liberadas por el intestino durante todo el día y sus concentraciones aumentan en respuesta a la ingesta de alimentos.  Las incretinas forman parte de un sistema endógeno que participa en la regulación fisiológica de la glucemia.  El GLP-1 disminuye la secreción de glucagon por las células alfa del páncreas.  La actividad del GLP-1 y del GIP es limitada por la enzima DPP-4, que hidroliza rápidamente las incretinas y las transforma en productos inactivos.  Januvia protege la actividad del GLP-1 y del GIP.

Los inhibidores de DPP-4 funcionan en el páncreas para estimular la biosíntesis y la liberación de insulina.  Funcionan también en el hígado para regular la producción hepática de glucosa a base de glucógeno almacenado en el hígado.  Januvia realza el sistema de incretinas (ver Byetta), las cuales contribuyen a la regulación de la glucosa sanguínea al afectar las células beta y alfa pancreáticas.  Sitagliptina funciona solamente cuando la glucosa sanguínea está elevada y en ese caso responde a la disminución de insulina causada por la disfunción de las células beta pancreáticas y por la producción desenfrenada de glucosa por el hígado (debido a la disfunción de las células alfa pancreáticas).  Un comprimido de sitagliptina cada 24 horas inhibe la DPP-4 activa por un período de 24 horas y resulta en un aumento de 2 a 3 veces en los niveles circulantes de las incretinas activas (GLP-1 y GIP).

La estructura química y la acción farmacológica de la sitagliptina difieren de las de los análogos del GLP-1 (ver Byetta), la insulina, las sulfonilureas, las meglitinidas, las biguanidas (metformina), los agonistas del receptor gamma del peroxisoma activado por proliferador (PPARg), los inhibidores de la alfa-glucosidasa (Acarbosa) y los análogos de la amilina (Symlin).

La sitagliptina puede combinarse con cualquiera de dos tipos de medicamentos orales antidiabéticos (metformina o tiazolidinediones), para así tratar los 3 defectos principales de la DM2, que son:  resistencia a la insulina, disfunción de las células beta pancreáticas (reducción en la liberación y producción de insulina), y disfunción de las células alfa pancreáticas (producción hepática desenfrenada de glucosa).  El tratamiento con sitagliptina no se asocia con un aumento de peso corporal ni con un riesgo elevado de hipoglucemia.  La sitagliptina es el único medicamento para el tratamiento de la DM2 que se toma vía oral, una vez al día.  Además, ofrece practicidad en su transporte y rapidez en su aplicación.

Se prevé que Januvia no causa un aumento del peso corporal, como se produce con algunos agentes oral antidiabéticos (las sulfonilureas [glimepirida y glipizida], Actos [pioglitazona], y Avandia [rosiglitazona]).  No es necesario ajustar la dosificación de sitagliptina según la edad, el sexo, el índice de masa corporal, o la raza de la persona con DM2.  No se han realizado estudios clínicos con Januvia en niños.  Januvia está contraindicado en personas menores de 18 años de edad, en mujeres embarazadas y durante la lactancia.

La dosis recomendada de sitagliptina es de 100 miligramos una vez al día en tratamiento combinado con metformina o con un agonista del PPARg (las tiazolidinediones).  Januvia se toma una vez cada día, en comprimidos de 25, 50 ó 100 miligramos, con o sin comida.  Los inhibidores de DDP-4 forman parte de la clase de medicamentos conocidos como miméticos de la incretina, tales como la Byetta (exenatida).  A diferencia de la Byetta (que tiene que inyectarse dos veces cada día), Januvia viene en forma de comprimido.  Una tableta diaria de Januvia costará aproximadamente $52 pesos mexicanos, y ya está disponible comercialmente en México.  Para más información, en inglés, puede ver:    www.januvia.com

PREGUNTA:   ¿Es cierto que el papel de la actividad física o el ejercicio es relativamente nuevo en el buen tratamiento de la DM?  ¿Siempre ha recomendado la actividad física como componente del tratamiento de la DM?

RESPUESTA:   Yo (no el médico) descubrí que tenía DM1 en 1969.  Creo que en los primeros 15-18 años después, no me mencionaron la actividad física como parte del
tratamiento.  A través de la experiencia propia, descubrí que una caminata sí bajaba la glucosa sanguínea pero yo usaba insulina Regular y no siempre se podía predecir el efecto de la actividad física con esa insulina...a veces era mucho, a veces no era nada.  Aproximadamente en 1985, la endocrinóloga que me atiende, que también participó en la investigación del DCCT (1993), me comentó una vez (cuando después de comer yo tenía 164 mg/dL y le dije que me iba a inyectar más insulina Regular), "Tal vez sea igualmente eficaz simplemente caminar por 20 minutos."  Caminé dentro del hospital, en los pasillos, por 20 minutos.  Bajó la glucosa sanguíne a 101 mg/dL.  Fue un aprendizaje importante, porque permitió que yo redujera la cantidad total de insulina rápida que tomaba y con mejores resultados, sobre todo en el período postprandial.  Pero, hasta la fecha, pocos médicos endocrinólogos sugieren la actividad física como medida de control de la glucosa sanguínea postprandial.  Nunca fue un elemento del tratamiento propuesto de una forma organizada o desarrollada o frecuente:  no comentaron ningunos de los clínicos sobre el CUANDO, CUANTO, POR QUE, COMO (qué tipo).  Hasta la fecha, tampoco es común.

En cambio, yo sí lo recomiendo constantemente a mis clientes, porque yo mismo practico la caminata cada día (45 - 60 minutos) con efectos glucémicos y cardiacos positivos.  Claro, muchos clínicos aseguran que la actividad física o el ejercicio no funciona para los con DM1.  Es difícil medir los efectos a largo plazo, sin hacer una autopsia.  Pero para el control glucémico en el corto plazo, es excelente y, suponiendo que hay insulina a bordo del cuerpo, funciona mucho mejor que otra inyección de insulina o de agentes orales antidiabéticos.  Esta manera de facilitar el control de la glucosa postprandial también tiene la ventaja de no producir un aumento en el peso corporal.

PREGUNTA:   ¿La insulina interfiere con la potencia sexual?

RESPUESTA:   Normalmente, la respuesta es que NO.  Al contrario, el uso de la insulina permite un control de la glucosa en sangre.  Para una persona con DM, altos niveles crónicos de glucosa en la sangre SÍ interfieren con la potencia sexual, tanto de las mujeres como de los hombres.  La disfunción eréctil (presente en aproximadamente el 50% de los hombres mexicanos con DM) es la consecuencia de largos períodos de hiperglucemia, no controlada suficientemente por la insulina.  Es decir, por falta de insulina, no por exceso o presencia de la insulina.

La única situación en que la insulina podría interferir con la potencia sexual es si la persona con DM que la utiliza no acierta en la dosis.  Si, en alguna ocasión, la persona con DM se inyecta una dosis que no corresponde con la alimentación o el nivel de actividad física, es posible que la persona que se inyecta demasiada insulina llegue a tener un episodio de hipoglucemia.  Para los hombres, la excitación sexual durante la hipoglucemia es casi imposible, porque el cuerpo intuye la necesidad de la glucosa portada por la sangre en otras partes más críticas (cerebro, corazón, pulmones) del cuerpo.  Sabiendo detectar y tratar la hipoglucemia, la persona puede comer la cantidad necesaria de carbohidrato con los primeros síntomas de hipoglucemia y, dentro de 15 - 30 minutos, podrá seguir con sus actividades laborales, sociales o sexuales.

PREGUNTA:   Tengo DM desde hace 4 meses.  ¿Qué hay que saber acerca del medicamento recién introducido al mercado por Merck Sharp & Dohme, que se llama Januvia o sitagliptina?  ¿Da cierta posibilidad de regenerar las células beta del páncreas?

RESPUESTA:   Ver la información completa de Januvia.  Ha habido estudios científicos en los que el uso de los inhibidores de DPP-4 (como sitagliptina fosfato) se asociaba con una pequeña regeneración de células beta pancreáticas en las ratas.  El sistema inmunológico del ser humano es mucho más complejo que el de las ratas y por eso aún no se sabe si este efecto positivo pueda logarse en el ser humano.

PREGUNTA:   Al tomar sitagliptinda ¿se dejan de tomar otros medicamentos antidiabéticos como la glibenclamida y la metformina?  ¿El uso de Januvia requiere de un plan de alimentación específico?

RESPUESTA:    Ver la información completa de Januvia.  La sitagliptina puede utilizarse en el tratamiento de la DM2, o como monoterapia (es decir, como el único o principal medicamento empleado, junto con un plan de alimentación y de actividad física) o puede combinarse con cualquiera de 2 tipos de medicamentos orales antidiabéticos (metformina y los tiazolidinediones).  Porque glibenclamida es una droga de la clase de sulfonilureas, no es recomendable combinarla con la sitagliptina.  Ésta sí funciona bien cuando combinada con la metformina o una de los tiazolidinediones (Actos [pioglitazona] o Avandia [rosiglitazona] o con Avandamet (combinación de rosiglitazona y metformina).  La sitagliptina se recomienda para uso en la DM2, junto con un plan de alimentación prudente y un régimen de actividad física.  En el uso de medicamentos conocidos o nuevos, su médico es quien podrá indicar los medicamentos idóneos, su dosis y su combinación correcta.  Consultar con él o ella es un paso indispensable.

PREGUNTA:   ¿La Januvia sólo está indicada en la persona con DM2 o tiene otra indicación adicional?  ¿Tiene alguna similitud a otro producto nuevo para el Síndrome Metabólico (rimonabant [Acomplia])?  ¿La Januvia reduce el peso corporal?

RESPUESTA:   La sitagliptinda (Januvia) es recomendado para el tratamiento de las personas que tienen DM2; no se recomienda para el tratamiento de otra condición.  El rimonabant (Acomplia) es un medicamento utilizado en el tratamiento de la obesidad, que frecuentemente se presenta en las personas afectadas por el Síndome Metabólico (también llamado el Síndrome X).  Aunque no se prevé un aumento de peso corporal relacionado con el uso de Januvia, tampoco tiene una acción similar a la de rimonabant.  No está indicado para el tratamiento de la obesidad.  En el uso de medicamentos conocidos o nuevos, su médico es quien podrá indicar los medicamentos idóneos, su dosis y su combinación correcta.  Consultar con él o ella es un paso indispensable.

PREGUNTA:   ¿Qué es lo que puede hacer una persona con DM terminal?

RESPUESTA:   Si por "terminal" debemos entender que la persona con DM está en el proceso de morir dentro de unos días o meses, la persona estará enfrentando a corto plazo las ansiedades, los miedos, los arrepentimientos, los placeres, los gustos y las penas que tal vez hayan existido en un plano inconsciente o hayan sido esquivados, suprimidos o descuidados durante muchos años o incluso la vida entera.  Esta experiencia es intensa y llena de profundos sentimientos, tanto hermosos como desagradables.  La presencia de otra(s) persona(s) con quien(es) compartirla y convivirla es de gran ayuda para la mayoría de las personas.

Si está muriendo de alguna complicación de la DM, la meta clínica no es diferente a la meta clínica en casos terminales por cualquier enfermedad:  mantener a la persona cómoda y sin dolor.  El control normalizado de la glucosa en sangre tiene tal vez menos relevancia en los últimos días de la vida, pero es el médico, en consulta con la
persona que muere y en algunos casos con su familia, quien decidirá el grado de control glucémico deseado y conveniente.

Una mujer inglesa sabia, Cicely Saunders, fue la fundadora de los hospicios modernos, a donde las personas pueden decidir ir para acercarse a la muerte y a morir,
habiéndose preparado con tiempo e intencionalmente para la muerte.  Ella describió las tareas de la persona en la etapa terminal de vida:  "Venimos para poder decir
'Gracias.'  Aprendemos a poder decir 'Lo siento.'  Y, logramos poder decir 'Adiós.'"  Estas frases las grabó en el dintel de la puerta de entrada de su hospicio.

PREGUNTA:   Mi pregunta es sobre los percances que puede adolecer una mujer de 33 semanas de gestación, 30 años de edad.  Hoy me entregaron un resultado que analizándolo no sé en realidad qué tan complicado sea.  El resultado indica que tengo glucosa en ayunas de 146 mg/dl.    Después de la toma de sangre en ayunas, me dieron un frasco de solución de glucosa y a la hora me tomaron otra muestra de sangre.  ¿Este parámetro de 146 mg/dL es positivo?  ¿Afecta a mi bebé y crea riesgo materno a la vez?

RESPUESTA:   Normalmente, la prueba de glucosa en ayunas se realiza entre las semanas 24 - 28 del embarazo.  Si sale negativo (menos de 95 mg/dL en ayunas), se puede repetir en las semanas 30 - 34 si la mujer tiene factores de riesgo para la DM.  Todos los valores de la prueba, y su significado, se encuentran en www.continents.com.  El resultado de la prueba oral de tolerancia a la glucosa durante el embarazo es importante.  Indica si actualmente la mujer tiene niveles de glucosa en su sangre que no sólo pueden afectar en su salud, sino también en la del bebé.  La glucosa pasa por la placenta, proporcionandole al bebé una cantidad de energía que puede provocar un crecimiento excesivo (macrosomia).

Una consulta con un profesional de la salud capacitado en el manejo de la glucosa durante el embarazo es urgente, ya que falta poco tiempo antes del nacimiento.  En una página de www.continents.com, se encuentran algunos datos que explican la situación de la mujer embarazada.  Su reto principal ahora es aprender a mantener los niveles de glucosa dentro del rango normal (80 - 100 mg/dL) a todo costo y sin presentar la hipoglucemia (bajos niveles de glucosa sanguínea) tampoco.  Es posible que se pueda realizar sin medicamentos, pero también es posible que no.  Por eso, la importancia de la consulta médica.

En otra página de www.continents.com, se encuentra información acerca de una alimentación que no provoque tanta hiperglucemia (altos niveles de glucosa sanguínea), el factor principal responsable de la macrosomia.  Su médico y Educador en Diabetes Certificado pueden proporcionar indicaciones alimenticias para uso durante el embarazo.

PREGUNTA:   ¿Se quita la DM gestacional?  Tengo 26 años de edad y estoy en mi segundo embarazo.  En el primero todo estuvo muy bien.  Pero, con el segundo, a los 5 meses del embarazo me detectaron alta glucosa.  No sé si se quite o no.  ¿Mi bebé puede tener DM al nacer?

RESPUESTA:   La DM gestacional suele desaparecer después del parto, mientras que la diabetes mellitus, tipo 2 (DM2) no desaparece una vez que se haya desarrollado.  No obstante, las mujeres que tienen DM gestacional corren un mayor riesgo de desarrollar la DM2 posteriormente.  Aproximadamente el 50% de las mujeres que desarrollan la DM gestacional también desarrollarán la DM2 dentro de los 5 - 10 años posteriores al embarazo en que la DM gestacional se desarrolla.  El desarrollo futuro de la DM2 es más factible cuando la mujer tiene sobrepeso o es obesa.  Así, mantener un peso razonable y realizar 30 minutos de actividad física 4 - 7 veces por semana constituyen las maneras preventivas más eficaces para evitar el desarrollo futuro de la DM2.

La DM gestacional es la DM que se inicia o se detecta por primera vez durante el embarazo, independientemente de si requirera o no de insulina y de que persista o no después del parto.  Una de las consecuencias de la DM gestacional no controlada es que las mujeres afectadas tienen bebés que presentan macrosomia, es decir, los bebés pesan más de 4 - 4.5 kilogramos.  El riesgo de muerte del feto de la mujer con DM gestacional es el doble del de la población sin la condición.  La DM gestacional es causada por una insuficiencia pancreática asociada al crecimiento de los tejidos del feto.

Una mujer que desarrolla la DM gestacional durante un embarazo tiene hasta un 90% de probabilidad de desarrollarla en los embarazos posteriores.  La DM gestacional se presenta en 2 a 14% de los embarazos; tan sólo en los últimos 10 años, la incidencia se ha aumentado.  Entre 1991 y 2000, la incidencia de la DM gestacional se aumentó en un 35%.

Con frecuencia, la DM gestacional se puede tratar con un plan de alimentación adecuado y la actividad física.  Si este tratamiento no mantiene óptimos niveles de glucemia, la insulina se utiliza para asegurar la normalidad del embarazo y del bebé.  El tratamiento de la DM gestacional con insulina habitualmente se suspende en el período postparto.  En su mayoría, los antidiabéticos orales están contradindicados en el tratamiento de la DM gestacional.  Se recomienda una prueba de glucosa en ayunas de la mamá entre 6 y 8 semanas postparto, para saber si persiste la DM o no.

Es díficil que el bebé de una mujer con DM gestacional nazca con DM, aunque si la DM gestacional no está bien tratada durante el embarazo, el bebé puede nacer con otros problemas, algunos de los cuales son serios.  Si el hijo o la hija de una mamá con DM gestacional llega a la adolescencia o la edad adulta con obesidad o gran cantidad de sobrepeso y sigue una vida sedentaria, aumenta la posibilidad de desarrollar la DM.

PREGUNTA:   Tengo un mes y medio que el doctor me dió el diagnóstico de DM, pero no me recetó ningún medicamento.  Sólo me pidió llevar una dieta de 1500 calorías y hacer ejercicio.  Desde entonces he estado monitoreando mi glucosa sanguínea.  Al principio, en ayunas, era 140 mg/dL; ahora en ayunas tengo 118 ó 126 mg/dL.  Siguiendo las recomendaciones encontradas en las páginas de la Federación Mexicana de Diabetes, tomé una muestra en ayunas y a dos horas después del alimento.  Tuve los siguientes valores: 118 mg/dL en ayunas y 92 mg/dL dos horas después de comer.  Antes de dormir (HS), he tenido 124 y 116 mg/dL.  Estoy llevando bien mi plan alimenticio.  Tengo miedo y dudas, ya que según los rumores esta condición me deteriora poco a poco.

RESPUESTA:   Su médico está actualizado en cuanto al tratamiento inicial de la DM2.  Efectivamente, los primeros pasos son un plan de alimentación adecuado y alguna actividad física de 150 minutos (mínimo) por semana.  El plan de alimentación debe ayudar a que el peso corporal se reduzca 5 - 10% del peso original, así reduciendo la resistencia a la insulina y mejorando el control glucémico.  Aunque por sus resultados en ayunas se puede decir que no hay duda de que tiene la DM2, estos resultados se han mejorado con el cambio de alimentación y con la introducción de la actividad física.  El control de la glucosa se puede mejorar aún, para que los valores en ayunas sean de menos de 99 mg/dL y para que los valores postprandiales, a 70 minutos de haber comido, sean menos de 110 - 115 mg/dL.  Sus propios valores meta determinarán el tipo y la intensidad del tratamiento necesario para lograrlos.  Antes se recomendaba checar la glucosa sanguínea a una ó dos horas de haber comido, pero ya se sabe que el pico (el máximo valor glucémico) se presenta a los 70 - 74 minutos de comer.  Un Educador en Diabetes Certificado puede ayudarle a solucionar las dudas y el miedo.  La deterioración a que se refiere realmente se debe no a la DM sino a la hiperglucemia (niveles de azúcar en la sangre mayores a 125 mg/dL).  Las complicaciones diabéticas (retinopatía, nefropatía, neuropatía, cardiopatía) no están causadas por la DM en sí, sino por la hiperglucemia crónica.  Junto con su médico, podrá establecer rangos glucémicos meta individuales; los rangos mencionados aquí son ejemplos generales y usted tendrá que establecer su propio rango meta.

PREGUNTA:   Estoy embarazada y me mandaron a hacer la curva de toleracia a la glucosa.  Los valores reflejados en la prueba son los siguientes:  en ayunas, 79 mg/dL; a una hora, 120 mg/dL; a dos horas, 117 mg/dL; a tres horas, 116 mg/dL.  Mi doctora me diagnosticó "Intolerancia a la Glucosa."  Pero, según lo que he leido, no caben los valores dentro de los típicos del diagnóstico de la "Intolerancia a glucosa."  ¿Quién está equivocado?

RESPUESTA:   Una curva de tolerancia es simplemente una lista de los valores que indican la respuesta del cuerpo a la administración de una dosis concentrada de glucosa (en su caso, probablemente de 100 gramos de glucosa en 400 militros de agua).  Los resultados obtenidos indican o no la presencia de la DM, sea diabetes gestacional (DMg) ó DM1 ó DM2, o de la prediabetes (intolerancia a la glucosa).

En un día en las semanas 24  - 28 del embarazo, se debe practicar el tamiz para checar la presencia de DMg.  En esta instancia, sólo se usa una prueba con 50 gramos de glucosa anhidra en 200 ml de agua.  Si a una hora de tomar la glucosa en agua, el valor de la glucosa sanguínea es 140 mg/dL ó menos, el resultado es normal (sin DMg).  Si a una hora, con la prueba con 50 gramos de glucosa en 200 ml de agua, el valor de glucosa sanguínea es mayor a 140 mg/dL, entonces se hace la siguiente prueba con 100 gramos de glucosa anhidra (en agua).  Sin embargo, aun si la primera prueba produce un resultado normal, si la mujer se considera una mujer de alto riesgo de DMg, se debe repetir la prueba en las semanas 32 - 34 del embarazo.

Los valores utilizados para la prueba de 100 gramos de glucosa anhidra en 400 ml agua son los siguientes:
 
 

Curva de tolerancia a la glucosa - Valores para detección de la DMg *
.
.
En ayunas
95 mg/dL
.
.
A 1 hora
180 mg/dL
.
.
A 2 horas
155 mg/dL
.
.
A 3 horas
140 mg/dL

* Carpenter, M. W., & Coustan, D. R.  (1982).  Criteria for screening test for gestational diabetes.  American Journal of Obstetrics and Gynecology, 144, págs. 768 – 773

Hay dos grupos de valores aceptados, otros menos rígidos (más liberales) que éstos de la tabla presentada aquí.  Presento los valores más conservadores porque detectan la DMg con más facilidad y precisión.  Los valores en la tabla arriba son valores NORMALES; no indican la presencia de DMg.  Para tener el diagnóstico de DMg, es necesario que 2 ó más de estos valores se excedan.  En caso de tener la DMg, el control meticuloso de la glucemia durante el embarazo es necesario y preciso para que el bebé salga sin problemas o deformidades y para proteger la salud de la mamá también.

Los valores reportados en su pregunta no indican ningún tipo de DM o de prediabetes (intolerancia a la glucosa).

Encontrará información adicional relevante al www.continents.com y podrá leer más (en inglés) al:
http://care.diabetesjournals.org/cgi/content/full/26/11/3160#T1
http://care.diabetesjournals.org/cgi/content/full/26/suppl_1/s5#T3

PREGUNTA:   Mi sobrina, de 11 años de edad, tiene DM1 desde hace 3 años, pero las cosas se han complicado ya que no se le ha controlado.  Se le inyecta insulina.  En ayunas alcanza 245 mg/dL, y en las noches llega hasta 400 mg/dL.  La insulina que se le pone es la intermedia NPH.  Su médico no nos ayuda mucho y quiero buscarle otro médico pero me da miedo de que sea un charlatán.  Sé que con el tiempo puede tener complicaciones diabéticas con estos niveles tan altos de glucosa en sangre.  ¿A dónde acudo para poderla ayudar?

RESPUESTA:   A través de un contacto personal o telefónico con la Federación Mexicana de Diabetes (hay sucursales en muchos estados de la República Mexicana y puede saber más sobre ellas en la página www.fmdiabetes.org/www/directorio/dirasociacion.asp), usted podrá pedir asesoría.  Entre los socios de la Asociación, normalmente se encuentran médicos endocrinólogos y Educadores en Diabetes Certificados capacitados en el tratamiento de la DM1 en niños y adolescentes.  Otra fuente de apoyo, tanto para su sobrina como para su familia, existe en los campamentos para niños y adolescentes con DM1.  Existen campamentos en varios estados de la República Mexicana.  Uno de ellos es el Campamento Diabetes Safari 2007, que se realizará en mayo 2007.

REGUNTA:   Tengo 27 años de edad y recién me hicieron análisis con sospecha de anemia o hipoglucemia.  Todo salió bien excepto la glucosa en ayunas (65 mg/dL) y el médico solo me recomendó traer siempre conmigo algunos dulces y consumir más frutas y verduras.  Por mis alimentos no creo que sea el problema.  Lo que me preocupa es que mi abuela padece de DM2 desde hace mucho tiempo y no sé si tiene o no relación con mi nivel de glucosa.

RESPUESTA:   Un valor de glucemia en ayunas de 65 mg/dL no es indicativo de hipoglucemia ni de DM.  Es un valor bajo pero dentro de los límites del rango normal utilizado en la mayoría de los laboratorios clínicos.  Encontrará más información acerca de la hipoglucemia (que el valor que usted reporta, NO representa), en www.continents.com.

Más frecuentemente la DM2 se desarrolla en asociación con la obesidad o el sobrepeso y un estilo de vida sedentaria.  Además, la DM2 se presenta con niveles de glucosa en ayunas elevados (más de 125 mg/dL), así un valor en ayunas de 65 mg/dL no es motivo por sospechar la presencia de la DM.

PREGUNTA:   ¿En qué porcentaje la DM afecta la función sexual del hombre?

RESPUESTA:   En un gran porcentaje. Entre 50 - 70% de los hombres con DM (tipo 1 o tipo 2) desarrollan la disfunción eréctil. Mientras más tiempo el hombre tiene la DM, mayor la posibilidad de desarrollar la disfunción eréctil, frecuentemente erróneamente llamada la "impotencia." En aproximadamente el 12% de los hombres con DM, la disfunción eréctil es el primer síntoma de la DM y el síntoma que indica al médico que el hombre tiene DM. Se estima que solamente acerca del 15% de los hombres con disfunción eréctil buscan atención médica para la condición. Varias enfermedades, como la DM, la enfermedad renal, el alcoholismo crónico, la esclerosis múltiple, la aterosclerosis, la enfermedad vascular, y la enfermedad neurológica, son responsables del 70% de los casos de la disfunción eréctil. Los investigadores creen que algunos factores psicológicos tales como el estrés, la ansiedad, la culpabilidad, la depresión, la baja auto-estima causan 10 - 20% de los casos de disfunción eréctil, que también puede ser causada por los efectos secundarios de algunos medicamentos, del fumar tabaco y deficiencias hormonales. Hay más información (en inglés) al www.diabetes.ca . Existen tratamientos para la disfunción eréctil. El urólogo le puede asesorar.

PREGUNTA:   LLevo ya un tiempo que a media mañana y a media tarde, me empiezan a entran un temblor y empiezo a sudar bastante y me quedo medio desmayada.  ¿A qué puede ser debido?

RESPUESTA:   Para ver si los temblores y la sudoración están relacionados con la hipoglucemia (bajos niveles de azúcar en la sangre), que es una complicación frecuente del tratamiento con la insulina en dosis demasiado altas (o de una alimentación escasa o inadecuada), sería oportuno utilizar el medidor casero de glucosa para checar la glucosa sanguínea al inicio de los episodios.  Si la lectura es de 70 mg/dL ó menos, aproximadamente 15 gramos de carbohidrato (un yoghurt light bebible, por ejemplo) podrán aliviar los síntomas descritos.  Es útil verificar la glucosa en sangre a 20 minutos de tomar el carbohidrato, para ver el efecto de la colación.


 
 

Página principal

Al inicio de esta página



 
 

Preguntas y respuestas adicionales: 
#1
.
#2
.
#3
.
#4
.
#5
.
#6
.
#7
.
#8
.
#9
.
#10
.
#11
.
#12
.
#13
10 i 2008


Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones de su médico o médica.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de su medicamento actual deberá consultarse con su médico o médica.  El sitio continents.com no se hace responsable del uso de la información contenida.  © 2004 - 2008  Dr. Stan De Loach